Frotteurismo: El placer de tocar sin permiso

Surge de la conducta de frotar el cuerpo de otra persona sin autorización

1

Foto:Referencial

Quien no ha sentido en algún momento de su vida una caricia o roce, ya sea en el transporte colectivo, en fiestas o en las calles. Esta acción se llama frotteurismo, parte de lo que se denomina parafilia sexual.

Considerado en muchos aspectos como una agresión, el frotteurismo es una parafilia donde el deseo surge de la conducta recurrente de tocar o frotar el cuerpo de otra persona sin autorización. Quienes la padecen aprovechan el amontonamiento para practicar sus actos, ya sea en desfiles, manifestaciones, cines, pero sobre todo en las combis, ya que se pueden poner de pie para facilitar el contacto.

Las zonas que suelen tocar con más frecuencia en sus víctimas son los glúteos, genitales, pechos y piernas. Mientras lo hacen suelen imaginar que están viendo una verdadera relación sexual. Actualmente se considera acoso o agresión sexual, ya que es una acción que daña y lastima la dignidad de la víctima.

Jennifer Talaverano / NetJoven

Por: Jennifer Talaverano Garcia

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: