5 curiosidades de los 'Iluminatis' que debes conocer sobre ellos

Conoce su historia, símbolo y creencias.

Categoría: Repollo del bueno - Publicado: 29-10-2018

¿Realmente son los culpables de todos los males que pasan en el mundo? ¿Realmente tienen tanto poder como nos hacen creer las redes sociales? De esta secta existen mucha información en Internet, pero hoy te vamos a resumir 5 puntos importantes que debes conocer.

#1 ¿Desde cuándo están prohibidos?

La sociedad fue fundada por el profesor Adam Weishaupt en 1776 en Alemania. Pero, ocho años después, fue rechazada por el nuevo duque de la región, quien pensaba que todas las sectas debían ser prohibidas. Desde entonces permanecen ‘ocultos’ en varios rincones del mundo.

#2 Están en todos lados

Los Illuminati son un secreto a voces. Aunque dicen que son una sociedad secreta, algunos aseguran que están presentes en el Gobierno Americano, la Ciudad del Vaticano, las Naciones Unidas, Hollywood e incluso en el mundo deportivo. Esta “presencia mundial” ha generado las teorías conspiradoras más sorprendentes que podrás leer en Internet.

#3 No es una religión

Desmentimos este mito. Muchos creen que los Illuminati son una secta religiosa, pero no. Ellos basan sus ideas en la lógica y ciencia experimental. ¿Y por qué se les relaciona tanto con la Iglesia? Porque buscarían limitar su influencia, y quizá lo estén logrando. ¿Tú qué opinas?

#4 No son culpables de todo

El mundo los culpa de las desgracias más grandes del mundo. Desde el asesinato de John F. Kennedy, el atentado de las torres gemelas, incluso el nacimiento de algunos hijos de los famosos. A pesar de los fuertes rumores, no hay pruebas que certifiquen estas teorías.

#5 Han invadido la industria de la comida rápida

A los Illuminati se les ha acusado de todo, incluso que controlan lo que comemos (sí, así de disparatadas son algunas teorías en Internet). Se dice que cuando McDonalds empezó a triunfar, los Illuminati de la época tuvieron la idea de las “Cajitas Felices” para promover en los niños el comer ese tipo de comida y ‘lavarles el cerebro’.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Comentarios: