Top 5 jefes gigantes de los videojuegos que resultaron ser debiluchos

No creerías lo fácil que era derrotarlos

Cuando nos vamos a enfrentar contra un jefe en un juego, esperamos que por su tamaño sea imponente y difícil de derrotar. Sin embargo, hay algunas excepciones en las que la inmensidad es solo un alarde.

Los jefes de los siguientes videojuegos eran enormes y seguramente te intimidaron y sentiste que estabas en graves problemas; no obstante, al final resultaron no ser tan fuertes y el método para destruirlos fue sencillo.

1. King Dodongo (The Legend of Zelda Ocarina of Time): Este monstruoso dinosaurio podía aplastar a Link de un pisotón, pero resulta que solo debías hacer que se comiera tus bombas para paralizarlo. Al final, él mismo acaba suicidándose.

2. El viejo Rey Carbón (Banjo Toiey): En un ambiente rodeado de lava mortal, aparece este ser gigante elaborado de carbón… pero que fácilmente puedes lo puedes desmembrar poco a poco.

3. El demonio del asilo (Dark Souls): Un ser tan imponente como este debería tomar tiempo de ser derrotado. Sin embargo, una estocada en caída desde el segundo piso hará que le quites un buen porcentaje de puntos de vida. Además, solo colocándote cerca de sus piernas estás a salvo y puedes atacarlo sin problemas.

4. Drácula (Castlevania II: Simon’s Quest): En cada Castlevania que has jugado, Drácula, el jefe final, siempre ha sido un dolor de cabeza. Sin embargo, aquí no es ningún reto cuando tienes contigo el fuego sagrado. Drácula ni se inmuta y tu batalla épica no es más que un chiste.

5. Hive Mind (Dead Space): Este jefe intentará atacarte con sus tentáculos, que resultan fáciles de esquivar porque te avisa cuándo lo hará. Además, apuntarle a los sacos explosivos que tiene es más fácil de lo que parece.

Por: Jaime Eaerle Córdova

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: