El uso de robots colaborativos en la industria del automóvil

La industria automotriz es actualmente una de las que más ha avanzado en la automatización y gracias a ello, ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años.

Pero esto no significa que esta pujante industria vaya a dormirse en sus laureles, pues dada la rápida adopción que está teniendo el robot colaborativo como sustituto del robot tradicional, la productividad sigue incrementándose mientras los costos se han ido reduciendo.

robots colaborativos en la industria del automóvil

Y es que la robótica colaborativa significa un gran paso evolutivo en la industria automotriz, pues a diferencia de los robots tradicionales, esta nueva generación de robots son mucho más flexibles, prácticos, fáciles de emplear y adaptables a cualquier entorno productivo. Esto no significa que vayan a remplazar la mano de obra humana, de hecho, estos robots colaborativos pueden perfectamente trabajar conjuntamente con los humanos.

¿En qué pueden ayudar los robots colaborativos en una industria automotriz?

 Son muchas las tareas que pueden realizar en conjunto con los humanos y así maximizar el rendimiento laboral. Entre sus ventajas tenemos:

Área de montaje

Los cobots o robots colaborativos pueden utilizarse para hacer trabajos repetitivos, tediosos y con cierto riesgo para el humano. Por ejemplo, se pueden usar para la colocación de manillas, puertas, capos, limpiaparabrisas, ruedas, motores, etc. Mientras que los trabajadores pueden centrarse en tareas que requieran más precisión, como la instalación de piezas pequeñas o guiar el cableado al punto correcto de conexión.  

La Pintura

Los robots colaborativos han mostrado una gran capacidad para ejecutar esta tarea de forma muy eficiente. Además, pueden hacer este trabajo 24 horas continuas y manera constante. Esto permitirá a los empleados enfocarse en los tonos de pintura a usar en las diferentes partes de la carrocería y posteriormente programar al cobot para que haga el proceso de pintado.  

El proceso de soldadura

Anteriormente, cuando la soldadura se hacía de manera manual, este era uno de los procesos donde más accidentes laborales ocurrían. Gracias a la automatización de esta área, los accidentes durante el proceso de soldadura es prácticamente de 0 %, ya que este tipo de trabajo ahora es realizado por los cobots casi en su totalidad.

Además, los robots colaborativos pueden manejar diferentes tipos de soldaduras a la vez: de arco, plasma, láser, sónica, etc. con mucha precisión y muy poco margen de error. La intervención humana se da solamente en la programación del software del cobot, así como el remplazo de alguna pieza de hardware averiada.

 Control de calidad

Gracias a sus sensores y cámaras de visión UR+, los cobots no solo pueden emplearse en la fabricación de piezas, sino además, en la tediosa tarea de escanear cada una de ellas para buscar defectos. La ventaja de los robots colaborativos es que pueden efectuar este trabajo de manera totalmente autónoma y con una precisión prácticamente perfecta.  

Tendencias en los robots colaborativos

  • Serán más fáciles de programar y no requerirán de supervisores expertos. 
  • A medida que avanza su despliegue, su costo se hará más accesible, por lo que pequeños fabricantes podrán adquirirlos y así, competir de una mejor manera con los grandes industriales.
  • Es cuestión de tiempo para que comience a implementarse en la industria textil.
  • Muchos serán tan ligeros (menos de 30 kg) que podrán quitarse e instalarse en otros lados fácilmente.

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 27-07-2022

Comentarios: