Oración del viernes para que Dios siempre nos de su gratitud

Pasó la noche y gracias a nuestro Creador hemos podido recuperar energías.

Es viernes, fin de semana, dirigimanos a nuestro Señor para que nos ayude a terminar nuestra jordana de hoy. 

Filipenses 4:8 Piensen en todo lo que es verdadero, en todo lo que merece respeto, en todo lo que es justo y bueno; piensen en todo lo que se reconoce como una fuerza, y en todo lo que es deleitoso y merece ser alabado.

Mi Señor, pongo a tu disposición toda mi vida. Necesito que mejores mis errores y hagas más fuerte mi fe. A pesar de todo te agradezco por el nuevo amanecer que me regalas, por tener a mis amigos y familia junto a mí y porque siempre caminas conmigo en todo momento.

Cuando desperté, lo único en que pensé fue en agradecerte por ver la luz de esta mañana. Todos los días lo primero que hago al abrir mis ojos es contemplar tu creación, a mis oídos llegan el canto de los pájaros, el sonido del viento, el murmullo del agua y eso es gracia a ti.

En la noche que ya pasó, he podido recuperar mi cuerpo que estaba muy cansado y gracias al buen descanso que me permitiste tener he podido recuperar las energías para iniciar un nuevo día con el mejor de los ánimos y bienestar. Porque estoy dispuesto a cambiar por mí y por el gran amor que te tengo.

Me llena de dicha al saber que en ti está mi refugio, porque no hay nada en mí que te sea indiferente, me apoyas en mis planes y porque con tu ayuda puedo a diferenciar lo que es correcto y lo que no es. Tu gran amor me ha enseñado lo que es bueno y cuál es el camino correcto que debo seguir.

Hoy es una nueva oportunidad para ser un hombre nuevo, para ser de tu agrado mi Señor. Haré todas las cosas de manera correcta, enmendaré mis errores del pasado, pediré perdón y también perdonaré a otros que en un momento me lastimaron.

oracion-del-dia-viernes

Cada pensamiento que me has dado tiene en mi vida experiencias positivas o negativas. Es por eso que te pido que me ayudes a llenar mi mente con pensamientos buenos porque solo con ellos podré tener una mejor vida. Destruye cada pensamiento que se levante contra ti, mi Dios y cada palabra que sale de mi boca porque yo solo te amo a ti.

No permites que no nos falte nada en nuestra mesa, Señor. Te agradezco porque siempre estás a mi lado acompañándome en cada momento de mi vida, así me conoces más y hacerme entender que es lo que más me conviene y a mi familia también. Siempre estás pendiente de todos tus hijos y eso nunca lo olvidaré a pesar de que nos olvidamos de nuestro Padre celestial.

Ayúdame a tener siempre mi fe puesta en ti y nadie más, nunca hagas que caiga y dude de ti; por más problemas y circunstancias, nunca me apartes de ti. Que me sirvan de lección para estar más cerca de ti, alabarte siempre, bendecirte y glorificarte.

Te pido que nunca permitas que las situaciones difíciles como las deudas, la falta de empleo, las enfermedades, problemas y otras cosas me hagan renegar de ti. Hazme entender que todas las crisis son para bien de los que te amamos, porque tú estás ahí, haciendo emerger una cosecha de bendiciones para cada uno de nosotros.

No existe nada que en tu nombre no se pueda lograr. Mi fe en ti es inquebrantable y por eso te pido que cuides de los míos, permítenos estar unidos y siempre ayudarnos a cada uno de nosotros para cualquier cosa porque el servicio a los demás es una de las más grandes pruebas de amor de verdad.

Derrama tu bendición en mi este día, Señor para terminar con éxito cada propósito de hoy, en el trabajo, en la familia y en mi vida personal. Protégenos de este mundo que cada día se pierde más, para el mal no nos hiera y para que nuestros enemigos no nos venzan, Padre amado.

En el nombre de Jesús te pido que este viernes me des mucha fortaleza para seguir mi camino.

Amén.

Por: Daniela Odar

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 22-09-2019

Comentarios: