Conducir bajo el efecto de la marihuana es menos riesgoso que hacerlo en estado de ebriedad

Diversas investigaciones así lo confirman.

Richard Sewell, psiquiatra de Yale, encontró, a partir de datos reales, que los conductores intoxicados con alcohol tienen 10 veces más probabilidades de provocar un accidente fatal que los que habían fumado marihuana.

Así, un experimento en un simulador de manejo demostró que los conductores ebrios manejan mucho más rápido; mientras que una persona bajo los efectos de la marihuana demuestra mayor lentitud, un mayor espacio entre auto y auto y mayor precaución al pasar a otro.

Quizá lo único en lo que coinciden todas las investigaciones es que la combinación de ambos (alcohol y marihuana) es una de las peores para manejar, pues reúne los efectos más perjudiciales.

Por: NetJoven

Por: Víctor Núñez

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: