La polémica por el uso de VAR en el fútbol

Los árbitros sudamericanos son los que en el ojo de la tormenta por su impericia.

La tecnología ha comenzado a utilizarse en los campos de fútbol. Sin embargo, trae grandes controversias y no es aceptada de manera unánime. La herramienta que tiene como objetivo la solución de las injusticias y errores arbitrales, puede que este haciendo más daño en comparación las ventajas que ofrece.

El ambiente del fútbol está ampliamente dividido: por un lado, los que están a favor del uso de la tecnología, y por el otro, los que afirman que atenta contra el correr natural del juego. Los partidos con decisiones polémicas se siguen observando a pesar del VAR, y también provoca una lentitud excesiva.

Otras actividades se ven afectadas, como el caso de las casas de apuestas deportivas. Plataformas como inkabet, acreditan apuestas ganadoras tras un gol convertido, pero unos minutos después es anulado por el  VAR y hay que volver para atrás.

La definición de VAR

Se conoce como VAR, siglas que significan Video Assistance Referí, a la herramienta tecnológica que permite revisar las distintas jugadas de un partido de fútbol. Un grupo selecto de árbitros están agrupados en una sala dentro del estadio, y cumplen con la función exclusiva de observar cada acción que sucede en el partido. Para ello, cuentan con todas las cámaras disponibles, repeticiones, volver atrás la imagen y demás

El árbitro principal está conectado con la sala del VAR a través de un intercomunicador. Mediante el aparato en su oreja, es notificado cuando se necesita hacer una  revisión de una decisión equivocada. No hay que perder de vista que el VAR es solo una herramienta, que sigue siendo  manejada por seres humanos. Así, las suspicacias no se eliminan.

Un ejemplo claro son las jugadas polémicas que aun mantienen su carácter de interpretación. Según cada árbitro, algunos cobran infracción y otros no. Los momentos en el uso de la herramienta también generan confusiones. Hemos visto partidos en los que la intervención del VAR parecía inevitable, pero el árbitro nunca recibe el llamado para la revisión. 

Se puede dar un argumento para los casos contrarios. El uso excesivo del VAR hace que cada jugada sea revisada, por más mínima que sea. Se generan dos desventajas claras: se pierden cantidades muy grandes de tiempo y los árbitros pierden presencia y respecto, al refugiarse en la tecnología ante cada decisión importante.

Como conclusión, el VAR es una mera herramienta. Los problemas o soluciones dependen exclusivamente de las personas que lo manejan, según las formas y usos que se le den.
 

Por: Julieta Zumaeta

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 28-10-2020

Comentarios: