Conoce en dónde nace la popular costumbre de colocar arboles navideños

La tradición indica que el mejor árbol para representar un árbol de Navidad es el pino.

Según National Arboretum Canberra, la tradición de usar un pino en Navidad se desarrolló en la antigua Alemania moderna. En ese entonces estos árboles eran decorados con manzanas, nueces y otros alimentos. Tiempo después, las manzanas fueron reemplazadas por bolas rojas y en el siglo XVIII se les empezó a iluminar con velas.

La costumbre se extendió por toda Europa en el siglo XIX. Luego del matrimonio de la reina Victoria del Reino Unido con su primo alemán, el príncipe Alberto, la tradición se esparció a más territorios. De esta manera, las familias más ricas de clase media empezaron a seguir la moda actual y, en 1841, el árbol de Navidad se estableció en los hogares de toda Gran Bretaña, Irlanda y sus colonias.

Según BBC, es de esta manera como algunas ilustraciones del árbol y la familia real británica llegaron a territorio estadounidense. De esta manera la costumbre fue ampliándose cada vez más hacia todo el continente.

Algunos historiadores señalan que en 1864, la tradición llegó de la mano de los emperadores austriacos Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota cuando llegaron a la ciudad de México para tomar posesión del recién formado Imperio Mexicano. La costumbre se perdió tras su fusilamiento pero fue retomada posteriormente.

Con la invención de la electricidad, el uso de velas en estos árboles fue reemplazado por las luces de Navidad. En la actualidad también se usan una variedad de adornos como guirnaldas, oropel, bastones de caramelo, campanas y más. Además, se acostumbra colocar en la parte superior del árbol un ángel o una estrella que representa al arcángel Gabriel o la Estrella de Belén de la religión católica.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 24-12-2018

Comentarios: