Rechazó la quimioterapia para poder dar a luz y meses después falleció

Todo sea por sus hijos...

Danielle Dick se convirtió en una auténtica guerrera el tiempo que tuvo la dicha de vivir. Siendo tan joven, Danielle falleció a los 32 años en Houston, Estados Unidos tan sólo 10 meses después de haber dado a luz.

Para remontarnos en la historia hay que volver al año 2010. Tyler, el esposo de Danielle, notó un extraño lunar en la espalda de su esposa. La pareja acudió de inmediato a un dermatólogo y tras los exámenes el médico les dijo que era benigno y no tenían de qué preocuparse. Sin embargo, un año después el lunar volvió a crecer y fueron donde otro doctor. Tras una biopsia confirmaron que era un melanoma. Danielle se recuperó y tras 5 años los médicos consideraron que estaba “libre de cáncer”.

En 2015, Danielle quedó embarazada y dio a luz a la pequeña Taylor y en diciembre de 2016 nuevamente la alegría llegó a su familia cuando se supo que esperaba gemelos.

Los primeros síntomas de que su enfermedad había vuelto fueron unos intensos dolores de cabeza, algo que empezó a sentir durante el comienzo de la gestación de gemelos. Y aunque en un primer momento pensó que esos dolores podían deberse al embarazo, en la semana 17 de su embarazo le diagnosticaron un melanoma en etapa 4.

En ese momento, los médicos le pronosticaron un 20% de probabilidad de vivir durante los próximos cinco años si comenzaba a recibir radioterapia inmediatamente. Pero su decisión fue la de esperar a dar a luz, ya que podía matar a los bebés que estaba gestando, para recibir dicho tratamiento.

A la semana 29 de embarazo cuando Colby y Reagan nacieron, Danielle comenzó a recibir un intenso tratamiento, aunque lamentablemente ya era demasiado tarde. La mujer, considerada por muchos como una verdadera guerrera, murió el pasado 26 de abril rodeada de familiares en una cama de un hospital de Houston.

El carcinoma leptomeníngeo se extendió más rápido de los que nadie se esperaba”, ha escrito Rachel Miller, hermana de Danielle, en la página que la familia había abierto en Go Fund Me. Eso sí, ha querido detallar que “hubo tiempo suficientemente para que la familia pudiese viajar a Houston y pasar tiempo con ella. Todos estamos desconsolados y devastados y no podemos imaginar una vida sin Danielle”.

Al parecer, los médicos han indicado que creen que el melanoma de Danielle fue causado por un lunar que le habían eliminado .

La familia creó en junio una página en Go Fund Me para costear el tratamiento de Danielle y ayudar a sus tres hijos. La campaña sigue abierta y ha recaudado más de 38 mil dólares, cuando lo que esperaban sumar al principio era sólo 5 mil. Danielle ha sido una admirable guerrera que demostró a cabalidad lo inmenso del amor maternal, poniendo en juego su vida sin dudar para poder traer al mundo a sus gemelos.

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 23-08-2019

Comentarios: