Consejos para afrontar la separación en una relación

Ver cómo se termina una relación de pareja es casi siempre una crisis que hay que saber gestionar.

Las consecuencias psicológicas de la separación son muchas, en la mayoría de los casos: la baja autoestima, la depresión y la tristeza, y la ansiedad o emociones como la la culpa, la ira aparecen con frecuencia. 

Si estás pasando por una separación, en las siguientes líneas te presentamos consejos que te ayudarán a afrontar la separación de manera más adaptativa.

1. Acéptalo

A nadie le gusta pasar por esta etapa tan dolorosa, pero hay cosas en esta vida que no podemos cambiar. Cuando nos separamos de nuestro cónyuge, dejamos atrás muchos recuerdos y hábitos en los que hemos compartido incluso nuestra mayor intimidad. Aceptar que nada volverá a ser como antes es complicado, pero es necesario para recuperar el bienestar.

2. Evita el aislamiento

En estos momentos tan duros es normal sentirse mal. Si has querido a esa persona de la que te separas, es posible que estés decaído e incluso llores en algunos momentos. Estas emociones son normales, pero deben de gestionarse correctamente para no caer en el error del aislamiento. Mantenerse lejos de todo el mundo es una manera de acercarse más a la tristeza y a los síntomas depresivos.

3. Aprende de la separación

Las experiencias desagradables nos ayudan a crecer, por lo que en vez de recrearte en lo negativo, usa la separación para aprender y por tanto crecer como persona. Puede que en los momentos iniciales no lo veas, pero puedes salir reforzado de esta situación si gestionas bien el proceso de duelo. Ahora que estás separado/a aprovecha esta oportunidad para hacer lo que siempre habías querido. Lucha por tu desarrollo personal.

4. Haz cosas que te llenen

La felicidad tiene mucho que ver con aquellos momentos en los que pasamos realizando actividades placenteras, aquellas que nos hacen sentir bien. Nuestros hábitos y nuestra mentalidad positiva puede hacernos vivir momentos enriquecedores y puede permitirnos aprovechar oportunidades que se pueden presentar. Hacer deporte, por ejemplo, es clave para reducir el estrés o la ansiedad de la separación, y ayuda a mejorar el estado anímico y la autoestima que queda dañada después del divorcio.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: