6 mitos sobre el amor que la ciencia ha aclarado

¿Del amor al odio sólo hay un paso?, ¿La llama se apaga?, ¿Será verdad?

Todos nos hemos realizado mil y un preguntas respecto al amor y sus consecuencias: ¿Los hombres son infieles por naturaleza?, ¿las mujeres son más enamoradizas?, ¿el amor es ciego?. 

Aquí responderemos tus preguntas:

1. Amor a primera vista: Cuando las mujeres se enamoran empiezan a segregar dopamina y activan partes del cerebro que se encargan de la memoria y la rememoración. Es por eso que ellas tardan más en enamorarse, ya que necesitan más interacción con la otra persona. Por otro lado, los hombres activan zonas del cerebro correspondientes a estímulos visuales, por eso el aspecto físico prevalece.  

2. El amor crea adicción: Es como una droga:  según un estudio realizado por la antropóloga Fisher en 2010, tanto la droga como el amor producen los mismos sentimientos placenteros, por ello, cuando la hormona dopamina (encargada de general el placer) desaparece, surge el mismo síndrome de abstinencia que con las drogas.

3. El amor es ciego: El motivo ese 'la pasión inicial se caracteriza por las desactivación de regiones del cerebro como la corteza frontal, implicada en la lógica y el razonamiento', afirma Morga.

4. Los amores prohibidos son los más queridos: se trata del "Efecto Romeo y Julieta", tal como explicó Carolina Bayo, coordinadora del taller La química del amor impartido en la Casa de la Ciencia de Sevilla: 'No es de extrañar por tanto que los amantes crucen continentes para abrazarse unos pocos días o que cambien de trabajo o incluso mueran el uno por el otro, cuando el sistema se activa poco podemos hacer'.

5. Infieles por naturaleza: al respecto, el doctor en Psicología Christopher Ryan sostuvo que 'la monogamia es antinatural, antes de ser sedentarios la reproducción no se limitaba a una sola pareja, pues cuantas más parejas tuvieran las hembras tenían mayores posibilidades de tener hijos", pero aclaró que "tenemos la capacidad de controlarnos. La monogamia es como ser vegetariano. Tú puedes decidir ser vegetariano y puede ser una decisión sana, inteligente y ética. Pero ser vegetariano no cambia el hecho de que por naturaleza eres omnívoro. En nuestra especie somos omnívoros tanto en la dieta como en el sexo'

6. El amor es impulsivo: Helen Fisher, antropóloga de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey) afirma que 'el amor no es una emoción, sino un impulso, una necesidad fisiológica para el ser humano'.

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-02-2021

Comentarios: