En Argentina descubren unas extrañas marcas en la nieve

¿Algún tipo de aterrizaje OVNI?

¿Estamos solos en el universo? Lamentablemente para mí y para much@s, aún no hay ninguna respuesta concreta para esta pregunta, por lo menos oficialmente. Pensar que estamos solos en esta INMENSIDAD de universo es como pensar de manera errónea. Demasiado diría yo. ¿De verdad crees que estamos solos?


Por otro lado, si no estamos sol@s y hay alguien o algo más poderoso, puede ser mucho más ¿aterrador? O quizás MUY sorprendente. Cuando se trata de ciencia, el método científico requiere que las hipótesis sean comprobables para poder verificar todo lo existente… Los encuentros OVNI no son controlables ni repetibles, lo que hace que su estudio sea extremadamente inquietante para los científicos. Pero el problema real, es que el tema OVNI es tabú.

Mientras que el público en general ha estado fascinado con los ovnis durante décadas, nuestros gobiernos, científicos y medios de comunicación, esencialmente han declarado que de todos los avistamientos de OVNI son el resultado de 'fenómenos meteorológicos' o 'acciones humanas'. Ninguno es realmente una nave espacial extraterrestre. Y ningún ser extraterrestre ha visitado la Tierra, o al menos que nosotr@s no sepamos (dentro de nuestra ignorancia). Se nos dice que el tema no tiene sentido, ¿para qué? Preguntan. Los ovnis están fuera del alcance de un estudio científico serio y de los debates considerados racionales, que desafortunadamente deja el tema en manos de pseudocientíficos, muchos de los cuales ofrecen únicamente teorías de conspiración sin fundamento alguno.

Dadas las circunstancias en que se encontraron las siguientes imágenes, un científico debe considerar todas las hipótesis posibles mediante datos y evidencias gráficas, como las extrañas marcas en la nieve recientemente descubiertas en Argentina y que podrían ser la evidencia del aterrizaje dejado por un objeto volador no identificado, muy posiblemente de origen extraterrestre.


Un ciudadano de Argentina, llamado Rodrigo, descubrió accidentalmente dos patrones extraños en la nieve en la región montañosa de Moquehue, en plena Cordillera de los Andes. Según ha publicado el periódico argentino LMNeuquen, el pasado 13 de octubre, Rodrigo se encontraba recorriendo la zona en su motocicleta cuando de repente observó algo extraño en la nieve cerca de la carretera. Cuando se detuvo fue a mirar y se encontró la capa de nieve fresca con dos patrones, una estrella grande, y la otra más pequeña y redonda...

Al principio, Rodrigo pensó que se trataba de una simple broma, pero se dio cuenta de que junto a los patrones no había ningún tipo de rastro, ni animal ni humano. Por lo que pensó que podría ser el lugar donde aterrizó un OVNI. “Me llamó la atención el tamaño y la perfección”, dijo Rodrigo a LMNeuquen. “Nunca había visto nada igual. Me sorprendió que no haya huellas humanas cerca, es un lugar donde no hay mucha circulación. Para mí los OVNI existen, tal vez fueron ellos.”


Sobre el tamaño de los patrones, Rodrigo no llego a medirlos. Tampoco se sabe si alguien más vio estos patrones o si están desde hace tiempo. Las dos extrañas formaciones eran claramente diferentes, una de las cuales tenía forma de estrella y la otra parecía ser de naturaleza circular. Según la información facilitada por la prensa argentina, los patrones se encontraron en la ruta 11 en dirección a Ñorquinco, al sudeste de la provincia de Río Negro, en una zona cerrada durante el invierno. Además, otros testigos aseguraron que esta no es la primera vez que han aparecido patrones semejantes.

¿Hay una explicación lógica? Poco después de que los medios argentinos publicaran las imágenes de Rodrigo, muchos creyentes en los ovnis argumentaron que los extraños patrones eran claramente un rastro de aterrizaje dejadas por una nave de origen extraterrestre. Sin embargo, los escépticos aseguran que no tienen nada que ver con ovnis ni nada parecido y recordaron el misterioso patrón geométrico descubierto el pasado año en el lago islandés Thingvallavatn, que los científicos explicaron que se trataba de un fenómeno muy raro llamado sobreescurrimiento de dedos (Finger rafting), un proceso de presión por el cual un trozo de hielo se coloca uno encima de otro, generalmente en hielo nuevo y hielo joven, y así creando extraños patrones.





Si no se encuentra una respuesta a todos estos fenómenos que salen de nuestra 'razón', empezarán a surgir miles de teorías y ninguna será cierta. Independiente de eso, sentémonos a esperar.


¿Tú qué opinas de este hecho tan enigmático?

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: