5 prohibiciones 'absurdas' para una mujer si dará a luz a un heredero del trono británico

Una mujer embarazada debe seguir ciertas reglas pero algunas sobrepasan límites.

Son cosas que hay que cuidar para no poner en riesgo la vida o la salud del bebé. Pero ¿qué pasa si te dicen que rechaces cosas más sencillas? Puede sonar algo descabellado que te digan que no cuentes de qué sexo será tu bebé e incluso que no puedes publicar fotos del mismo. Pues para que lo sepas, esas cosas suceden cuando te casas con un monarca británico, es más, hay otras prohibiciones que no creerías. 

1. Está prohibido anunciar de qué sexo será

Una de las reglas del palacio real, es que los padres no pueden mencionar el sexo del niño hasta el nacimiento del mismo. Por su parte, de confirmar el nacimiento del heredero o heredera, se encarga exclusivamente el servicio de prensa real, que es el único autorizado a notificarlo.

2. No pueden aceptar los obsequios

En Gran Bretaña es común que se hagan las llamadas “listas de deseos” para acontecimientos como bodas o cumpleaños. En ese caso, la persona que recibirá los obsequios escribe una lista de cosas que considera necesarias para él y se la manda a los amigos y familiares. Los futuros padres también tienen ese privilegio, claro, la idea con esto es más bien reducir gastos. Sin embargo, Kate Middleton tenía prohibido hacer esa lista y aceptar los regalos para el recién nacido. Esto es para que las personas no pudieran conocer el sexo del niño.

3. Está prohibido manejar

Durante el segundo trimestre del embarazo, la mujer presenta cierto nivel de cansancio, dolores de cabeza repentinos e incluso pérdida de conciencia, lo cual genera mayor riesgo de que la misma produzca un accidente al manejar. Por eso Kate Middleton tenía prohibido manejar, pues la idea de esto es proteger a la futura mamá de un accidente y, por supuesto, al niño que viene en camino. Cuando ella consideraba necesario trasladarse, siempre utilizaba el servicio de su conductor privado.

4. No se puede mostrar de mal humor

Sí, así como has leído, una persona que pertenezca a la familia real debe estar siempre de buen humor. Una de las obligaciones que ella tiene es la de portarse de forma cortés. Incluso no es bien visto quejarse de malestares, llorar frente a otras personas que no sean familiares o incluso hablar sobre su embarazo.

5. Está prohibido comer en público

Las cuestiones que tengan relación con el futuro heredero son manejadas con absoluto hermetismo. Por eso, la duquesa de Cambridge incluso tenía prohibido comer en público, ya que según lo que se menciona, de acuerdo a lo que come la futura mamá se puede determinar el sexo del bebé. Por ejemplo, si come cosas dulces es probable que sea niña y si come cosas saladas puede que sea niño. Solamente en la cena se exceptúa esta regla, ya que ahí los platillos que se sirven son iguales para todos los huéspedes.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: