Una verdad científica: todos fuimos mujeres en un principio

¿Es en serio?

Cuántas veces nos hemos preguntado cómo llegamos al mundo... O sea de verdad poniéndonos a pensar, ¿cómo es posible que la naturaleza siendo tan sabia hizo que todo prácticamente fuera un milagro?

Dentro de las curiosidades de nuestro cuerpo que aún desconocemos completamente, la determinación del sexo del bebé por nacer tiene una particularidad que podría sorprenderte. ¿Sabías que en un principio tod@s fuimos mujeres? Sí, como lees. Tod@s cuando estamos en el vientre materno y nos desarrollamos, fenotípicamente todos fuimos mujeres. Esto se conoce como fase de género neutro.

Cuando dos personas tienen relaciones y se produce la concepción, la mitad de la información genética de cada uno se combina. Los espermatozoides y los óvulos son células germinales (gametos) que contienen 23 cromosomas cada uno. Pero sólo un par de cromosomas es el que determina el sexo. Por ejemplo, si eres mujer, esos cromosomas serán "XX" (uno de tu padre, y otro, de tu madre), y si eres hombre, serán "XY". Pero el cromosoma "Y" no entra en acción inmediatamente. Esto quiere decir que durante las 5 o 5 semanas, el desarrollo del embrión es producto del cromosoma X.

En el caso de las mujeres, atravesan la fase embrionaria y llegan al desarrollo con el cromosoma "X". Pero los hombres, una vez que se activa el cromosoma "Y", éste actúa deteniendo algunas funciones del "X" y promoviendo el desarrollo fisiológico del hombre.

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 14-09-2018

Comentarios: