Nasa afirma que para sobrevivir, la raza humana tendría que vivir en otros planetas.

¿Te irías a otro planeta para seguir subsistiendo?

El cambio climático precipitado, cada vez mayores niveles de contaminación y la superpoblación son algunas de los principales motivos por las que los científicos creen que los límites de nuestro planeta se superarán en un lapso corto de tiempo, por lo que es un desafío para la raza humana el beneficiarse de un solo planeta mientras se mueve al ritmo de hoy en día.

Debido a que las actividades humanas han deteriorado a nuestro planeta, un científico destacado de la NASA cree posible que tengamos que terraformar más de un planeta con el fin de conservar nuestra especie.

"Todo el ecosistema está fallando", dijo Dennis Bushnell, jefe científico del Centro de Investigación Langley de la NASA. "Básicamente hay demasiada gente. Los humanos han tenido demasiado éxito como animales. Las personas dicen que ahora les falta una superficie equivalente al 40% o 50% del planeta. Ahora que miles de millones de personas de Asia adoptan nuestro sistema de vida vamos a necesitar tres planetas más".

Sí, lo has oído bien, es posible que otros dos planetas semejantes a la Tierra sea necesario para superar la crisis en que nos encontramos en este momento, y aunque Marte parece como el proyecto “ganador”, necesitamos poner más trabajo en la búsqueda de otro cuerpo celeste para hacer crecer la vida en él.



"Si la NASA terraforma Marte, va a tomar alrededor de 120 años, y eso es sólo un planeta," dijo. "Necesitaríamos más en poco tiempo."


De acuerdo con un estudio realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza en el 2012, los seres humanos están utilizando aproximadamente 50 por ciento más recursos que la Tierra puede soportar, lo que significa que para el año 2050 vamos a estar en necesidad de otros planetas para cosechar y explotar si queremos sobrevivir y mantener el estilo de vida actual. En el estudio también se refirió a la necesidad de colonizar dos planetas distintos que la Tierra, con las principales amenazas de este momento siendo un acontecimiento catastrófico causado por un asteroide o el conocido escenario de una guerra nuclear.

Aunque los científicos no lograron identificar el tercer planeta a moverse, ya que el sistema solar se ve bastante desolado cuando se trata de formas de vida y las condiciones para soportarlos, ellos consideran la iniciativa de la terraformación de Marte es un buen comienzo. Sin embargo, con el cambio actual de la tecnología, vamos a ser capaces de extraer los recursos esenciales de los cuerpos celestes como cometas y asteroides que parecen ser encontrado en abundancia entre las órbitas de Marte y Júpiter. Así que, ¿una base marciana permanente va a resolver esta profunda crisis en que nos encontramos, o debemos buscar en otro sitio si vamos a superar este desafío?

Según Jerome Glenn, director general del Proyecto del Milenio, debemos identificar los problemas de la Tierra examinando (obviamente) en la propia Tierra, lo que significa que cualquier reto que nosotros tengamos debemos de ser capaces de superarlas mediante la transformación del planeta en que actualmente vivimos para adaptarlas a las necesidades colectivas de nuestra especie.

"El punto no es ser alarmista o cínico", dijo Glenn. "Tenemos que averiguar qué es lo inteligente para hacer para que esta especie sobreviva. Si crees que los problemas no se van a poner mejor, entonces ¿por qué intentarlo? Y si crees que allí no hay un problema, entonces ¿por qué cambiar algo?" Un ejemplo de cómo utilizar los recursos de nuestro planeta es dejar de pensar que éste es la primera prioridad, sino que en su lugar se debe ser mejores "administradores" de los recursos y encontrar otra utilidad para los que tenemos en abundancia. Su solución se basa en la agricultura de agua salada que permitiría que las Halófitas, una clase de planta que lo hace muy bien en ambientes salinos, sean finalmente transformados en biocombustible.

Este sistema permitiría crear masivos cultivos en el medio de los océanos. El riego se basa exclusivamente en el agua salada y el producto finito será usada como un biocombustible para muchos de nuestros usos. Imagínate una gran cantidad de países subdesarrollados que producen biocombustible barato, inevitablemente conducirían a una mejor economía y una mejora radical en la vida del día a día. Con esto, se podía resolver la tierra, los alimentos, el agua, la energía y el clima. Todo esto viene junto.

Si no crees en los milagros, quizás es el momento de hacer las maletas y mudarte a Marte. Después de todo, nunca se sabe lo que depara el futuro.

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-02-2021

Comentarios: