Las dietas milagrosas no existen. ¿Acaso sí lo creías?

Come sano e inteligentemente

¿Alguna vez has sido de esas personas que hacen milagrosas dietas (una variedad de diversos nombres), pero por más que lo intentan no funciona? Quiero decirte que todas las dietas que creíste que existían, no existen, no sirven, sólo hay que aprender a comer saludable. Qué difícil debes pensar, ¿no? Pero no, no lo es.

Desde hace bastante tiempo mi alimentación comenzó a cambiar bastante, ya no como ciertas cosas, pero incluyo otras que son una exquisitez. Cuando comencé a vivir sola me percaté de lo esencial que es prepararse una comida que requiera tantas cosas buenas en vez de malas, pero no era por un tema de peso, sino sólo de comer sano. Por supuesto que una vez al mes o un poquito más, quizás dos (sin mentir) puedo comer comida chatarra, pero a veces no es porque la deteste completamente, sino porque mi cuerpo lo pide cuándo sé que puedo, ¿me explico?

Hay mucha gente que sufre ansiedad y por ende comen bastante y justamente tienen este desajuste de peso, y caen en las dietas y luego viene el efecto rebote. Es como lo que explicó hace un tiempo una profesora de la Universidad Complutense de Madrid, Carmen Cuadrado, que las “dietas milagrosas” no existen y que el efecto yoyó (yo lo llamo rebote) repercute, el cual significa que si dejaste de comer por ejemplo (bajo una dieta que tú decidiste) y luego al momento de volver a comer recuperas los mismos kilos que perdiste y con mucha más facilidad. Esto sucede porque el organismo reacciona contra las dietas disminuyendo el metabolismo para intentar gastar menos y contrarrestrar la deficiencia de energía.

Para poder adelgazar de manera saludable, debes saber que es un proceso lento y que no tiene que ver con dietas rápidas y/o milagrosas. Si por ejemplo un nutricionista te da una dieta saludable, es para que la sigas al pie de la letra, pero no de esa dieta que se vuelve una tontera realmente. La dieta de un especialista está basada y diseñada según cada quién, no olvides eso. La idea es que al momento de comer, aparte de ser saludable, sea placentero y te guste comer sano, que puedas añadir distintos sabores que se vuelven un hábito sano y hábito de vida. Por darte un ejemplo, tenía una amiga que encontró una dieta de un nombre de animal, no recuerdo cuál y nos reíamos por lo mismo. Al cabo de una semana ella bajó 5 kilos de manera express, pero después entendimos que es extremadamente perjudicial porque, por lo general, son altas en proteínas y nada de carbohidratos y esas justamente producen cuerpos tóxicos. Y por otro lado hay otras que son diuréticas altas en vitaminas y minerales y no tienen las proteínas necesarias para reconstruir los tejidos del organismo.

¿Cómo puede ir de la mano comer bien y adelgazar? La dieta saludable debe ser equilibrada y aportar las necesidades diarias tanto de macronutrientes como de micronutrientes. Además debe ajustarse al biorritmo humano (¿Qué es el biorritmo?), aportando alimentos más energéticos (carbohidratos) en el período diurno de la actividad, y más estructurales (proteínas y grasas saludables) en el período nocturno de reparación.

Cómo consejo te recomiendo que vayas a un nutricionista ¡y puedas mantenerte saludable comiendo bien igual! Hay gente que piensa que las dietas es dejar de comer exquisito, pero no es así… Créanme que no es así. Cuántos sabores sanos podemos mezclar y que se vuelva una delicia. Te daré unos tips que hago yo en mi diario vivir y me ha mantenido en un buen peso, y a la vez, recuperar peso dentro de mi delgadez. Apariencia saludable, mente saludable.
 

1.- Planifica tus comidas y tu lista de compras, a veces no siempre es bueno improvisar y haz las compras una vez por semana, mantén el orden con tus alimentos. Siempre.

2.- Realiza entre 4 a 5 comidas al día, por ejemplo: las 3 principales (desayuno, almuerzo, once y/o merienda/cena) y 2 bocadillos, estos últimos lo ideal es que deben aportar al menos media ración de alimento proteico y algo de vegetales (siempre). Por ejemplo algún tipo de pan integral con tomate y una plancha de pechuga de pollo, o tal vez atún en conserva con lechuga picada. Si eres vegetariano, mezclar las verduras siempre es exquisito también, acompañado de un aderezo y/o condimento.

3.- En todas tus comidas diarias hay que combinar siempre una proteína + carbohidratos, integral, fruta y/o verdura + una grasa saludable (pescado, palta, semillas, frutos secos, aceite de oliva, huevos).

4.- Beber entre 2 litros y 2 litros y medio de agua en el día.

5.- Tomar varias raciones de frutas o también verduras en el día. Selecciónalas en su forma fresca y natural, y por último evitando lo envasado.


https://www.pinterest.es/pin/36169603232260909/?lp=truehttps://www.pinterest.es/pin/576390452287622304/?lp=true


Luego de leer esta nota, recuerda cómo es fácil mejorar tu estilo de vida, es sólo cosa de entender y aplicarlo, tener la disposición. ¿Y tú tienes la disposición para mejorar tu hábito alimenticio?


¡Buen domingo!

Por: La Lune Chik

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: