El inicio del fin de la esclavitud mental

¿Y tú eres esclavo de tus pensamientos?

Hace unas semanas hice un breve resumen del interesantísimo libro “El Poder del Ahora”. Para mí se ha vuelto un tema bastante reflexivo que debe realizarse continuamente para que no pierda esa transformación en uno mism@, esa importancia inmediata. Lamentablemente no he tenido tiempo para recuperar la lectura, ya que es un libro que requiere la atención completa de ti. Recuerda que éste existe para abrir una puerta llena de hermosas posibilidades, y sólo con el simple hecho de ir cambiando . Por supuesto que aquí recae 100% el considerar si debes cambiar, o si lo necesitas realmente. Estamos en un momento de la vida que muchas personas no tienen claro ni siquiera qué es lo que quieren de su día a día. Tampoco está mal, pero ¿realmente no saber nada? Sabiendo responder esa pregunta, podrías empezar la lectura que traerá un beneficio a corto y largo plazo.



Cuando empecé su lectura estaba en una relación donde no había mucho futuro, pero sí sabía que había futuro para mí, por lo tanto busqué más lecturas satisfactorias que al momento de leer dijera “esto es verdad”. Para mi mala fortuna no todas las personas tienen el típico enganche con este tipo de verdad en un libro, de destapar lo que hay y enfrentarlo, o que te diga: “hazte cargo”.

Me resultaba tan difícil dar a entender al otr@ como esas palabras pudieron manifestar un cambio en mi persona, porque claramente no todos entenderían, hasta que ese libro llegara a sus manos. Tampoco consideres necesario haber leído otra cosa basada en el tema, pero si recomiendo leer sin pensar en inmediato una negación frente a lo que estás leyendo. Estás abierto a pensar y saber qué es la verdad y de qué manera te puede ayudar. Ojalá este tipo de libros se enseñaran en colegios y/o universidades.

Para comenzar explicando lo que menciona este libro, primero que todo hay que saber que el cerebro es un instrumento, una herramienta. Está simplemente para utilizarla en alguna tarea en específica, lograr un pensamiento realmente de empoderación y sobre todo sano, y cuando ésta se termina (dentro de día), dejarla de lado. Pero ahora perfectamente el 95% de sus pensamientos están ligados a pensamientos repetitivos, inútiles y a menudo negativos, y créeme, es perjudicial. Tómale el peso. Lo es.

Nos volvemos adictos al pensamiento constante y que muchas veces no aporta en nada para su bienestar, su persona, conciencia y autoestima, netamente porque nos sentimos identificados con él y piensan que si dejamos de pensar, dejamos de ¿existir? Error. ¿“Pienso, luego existo”? Error. Para el ego en cambio, el presente prácticamente no existe, sólo piensa en el pasado y en el futuro. A base de eso se pueden crear ansiedades, miedos, fobias, pensamientos autodestructivos, depresión, etcétera, etcétera. Recuerde: el momento presente tiene la clave para la liberación, pero esto sólo funcionará cuando dejes de ser tu mente, y no te sientas identificad@.



El pensamiento y la conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. No puede existir sin la conciencia, pero la conciencia si puede vivir sin el pensamiento. Cuando se habla de “iluminación” significa levantarse por encima del pensamiento. En el estado iluminado, por supuesto que sigues ocupando tu mente pensante, pero la diferencia es que cuando la necesites tendrás una forma mucho más enfocada y eficiente. Hay un claro ejemplo y bastante evidente. O sea que la usas con fines prácticos, pero está libre del diálogo interno involuntario y hay una quietud interior.

Los pensamientos están basados en las emociones, como patrones de reacción inconscientes de tipo mental-emocional. Así que si por ejemplo estás pasando por un momento difícil de controlar por tus emociones, pregúntate (y realmente hazlo, date el tiempo) ¿qué pasa dentro de mí en este momento? ¿Por qué mi cuerpo y mi mente reaccionan de esta manera? ¿Qué hago al respecto? Deja que esta pregunta te lleve hacia la respuesta y cuando la tengas no la analices, sólo siéntela. Enfoca tu atención en tu interior, y verás como reconociéndola, se puede dejar ir.

Diariamente lidiamos con muchas situaciones que nos desbordan y no vemos salidas, pero si realmente tuviéramos la intención inmediata de buscar algo que nos resulte interesante y de paso nos deje una enseñanza y nos sane, hay que aprovechar. Siempre es bueno saber de qué manera puedo hacer mi vida más liviana. Para algo está la mente, ocúpala bien.

http://www.eltucumano.com/noticia/tiempo-libre/239981/luna-llena-tauro-escorpio-iluminacion

Por: La Lune Chik

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: