Nuestros hijos no se enferman, nosotros los enfermamos.

¿Nunca lo creíste posible? Entonces lee esta nota.

¿Alguna te has preguntado cuánta repercusión queda en un niño? ¿Cuánta modificación hay en su personalidad, en su autoestima y en todo su ser frente a situaciones que no deberían ser partícipes?

Anteriormente ya había escrito en una página que tenía junto con una amiga en Facebook sobre el origen de la enfermedad y la importancia de cómo tratar a nuestros hij@s y cómo ell@s se enferman por culpa de los padres. En este último punto me refería netamente a que los niños desde la edad 0 hasta los 14 años no se enferman. Un tema bastante interesante, ¿no?. Hasta los siete años, los niñ@s son una clara "esponja emocional", ya que todavía no tienen totalmente desarrollado el neocórtex, el cual tiene como función la capacidad de razonamiento, permitiendo el desarrollo lógico y la consciencia.

Pero hoy quiero hablar de la importancia en cómo la comunicación influye de manera tan mínima en un niño o niña. Cómo el gritarles, el hablar con groserías, en minimizarlos en diversas situaciones genera un problema sin freno. Primero que todo, los gritos y la mala comunicación expresan poca paciencia y tolerancia. Les damos a entender en primera instancia que no están dentro de nuestras expectativas y por lo tanto tampoco creemos en ell@s, acortamos su autonomía que está en pleno desarrollo. Los fundamentos de la autoestima provienen del exterior, con sus figuras de referencia, amor y aprobación.

Recordemos que todos pasamos por la etapa de la infancia, niñez, pre-adolescencia, adolescencia y adultez temprana. Nadie se "salva" de la crianza que nuestros padres nos dieron, y con mayor razón siendo la nueva generación (sí, tú), hay que aprender de los errores del pasado, informándose de puntos claves para hacer el cambio donde puedan crecer niñ@s sintiéndose amad@s desde que nacen hasta que son adultos.

Pongamos de ejemplo una pareja primeriza que tiene su primer hij@, pero este o esta pasa la mayor parte del tiempo enferm@, y por otro lado la pareja discute en cada instancia que sea posible, y más aún en presencia de su hij@. Si te digo que toda esta discusión se transmite en emociones reprimidas hacia el hij@ (de manera indirecta) y este o esta se enfermó por culpa de los padres, ¿qué creerías? En la biodescodificación se descubrió que la enfermedad del niñ@ es un claro reflejo de la emoción de la madre o del padre, de un resentir, de una palabra no dicha, de una emoción no expresada ni superada. Los hij@s heredan sus emociones y repiten patrones. El porcentaje de emoción es de un 80% en la madre y un 20% en el padre. Es trascendental tener en cuenta que una cosa es “presentar el síntoma”, otra es “presentar el comportamiento” y otra muy diferente “nacer con el síntoma”.

Entonces... ¿qué solución hay para esto? Primero uno debe mirarse como ser y como individuo, da lo mismo la edad que tengas y cuántos hij@s tengas, aquí nadie se salva, repito. Cuando aprendes a ver tus virtudes, tus defectos, tus penas y tus alegrías, lo que interrumpe tus pensamientos en cada momento, sabrás que pudiste dar el paso importante. Hay que dejar de lado el miedo (como lo he repetido en otras notas) y el ego. Si no crees nada de esto, te invito a averiguar más sobre los puntos claves de esta nota, e informarte antes de pensar todo lo contrario. Vuelvo a reiterar: cuando aprendes a verte a ti mism@, te darás cuenta cuántas cosas, cuántas emociones y cuántos pensamientos has tenido bloqueados incluso desde tu niñez, y eso ha repercutido hasta tu descendencia, en este caso en tus hijos... Si tú eres claramente la respuesta y solución, ¿por qué seguimos dudando?

Seamos inteligentes, y abordemos este tema con seriedad. La nueva era de la tecnología nos da esta información que antes era tan difícil de adquirir... Criemos y eduquemos a niñ@s san@s y que se sientan dichosos de vivir. Démosle la oportunidad de sanar, y así ustedes lo aprovechan también.

Por: La Lune Chik

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: