Primero gana la lotería y luego se salva por los pelos al caer en helicóptero

Ahora la fortuna le ha sonreído por segunda vez.

La suerte, al parecer, puede tocar dos veces seguidas a la misma puerta. Es lo que le sucedió a Timothy Kniess, de 56 años y residente de Carolina del Norte, EE.UU., al salir este miércoles con vida de un inusual accidente aéreo, reportan medios locales.  

Kniess intentaba pilotear un mini helicóptero Mosquito XE, cuando la aeronave se estrelló y se incendió justo en su propio jardín. De acuerdo con las autoridades, el hombre logró "gatear fuera del lugar del accidente antes de que se envolviera en llamas". Además, salió prácticamente ileso, con apenas un par de arañazos.

Según la prensa, tanto los oficiales como los vecinos destacaron la increíble suerte de Kniess. Porque no se trata tan solo de que no sufriera lesiones, sino que es el mismo hombre que el pasado octubre protagonizó las noticias locales al ganarse, junto con su esposa, 100.000 dólares en la lotería.

Según los vecinos, Kniess se compró el helicóptero precisamente con su ganancia en ese juego. Las autoridades destacan que no tenía experiencia alguna como piloto y señalan que el accidente se produjo cuando el rotor de cola del aparato quedó atrapado en la rama de un árbol.

 

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: