5 momentos en los que tu celular te provocó un preinfarto, y sobreviviste

Definitivamente todo han pasado por eso alguna vez.

A estas alturas de la vida casi todo el mundo puede tener un celular a su alcance y por la misma razón casi todos han experimentado en más de una ocasión una molestia terrible: un preinfarto. Las razones son distintas, pero a veces no hay forma de evitarlo.

1. Cuando lo buscas y no lo encuentras

Un escalofrío indeseado se apodera de todo tu ser. Hasta que te das cuenta que lo tenías en la mano izquierda y sólo lo buscaste en la derecha.

2. Cuando se te cae al piso

Lo levantas teniendo un sólo deseo en mente: que la pantalla no se le haya roto.

3. Cuando se te cae en el baño

Das un grito ensordecedor para evitar que caiga dentro de la taza. Sientes un indescriptible alivio cuando miras que cae a un lado.

4. Cuando de pronto se te apaga

¿Qué significa esto? ¿Jamás va a encender otra vez? ¿Acaso deberás comprar uno nuevo? No, por favor. Todo menos eso.

5. Cuando lo conectas y no carga

Lo primero que piensas es que ya dio todo de sí y una lágrima recorre tu mejilla. Luego te das cuenta que es  porque no lo habías conectado a la corriente.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: