El precio de la historia: Este programa fue una farsa por estas razones

¡Estos tipos nos han engañado vilmente!

Los reality shows se llaman así por una razón: capturan la vida de las de las personas y su quehacer, pero en el caso de ‘El precio de la historia’ todo eso es cuestionable, ya que gran parte de lo que se transmitió en televisión no fue espontáneo.

1. El regateo: Cuando vemos a los dueños de la tienda regateando el precio del artículo en el que están interesados, la realidad es que ya habían sido adquiridos con anterioridad y el regateo que se ve en pantalla ha sido únicamente actuado.

2. Los dueños de la tienda: Cuando quieres visitar la tienda de empeños en Las Vegas, nunca encontrarás a los protagonistas del show, ya que solamente se les convoca para las grabaciones. Es decir, son pura imagen.

3. La llamada de los “expertos”: En el momento en el que vemos a los ‘dueños’ de la tienda llamar a un especialista en ciertos tipos de objetos, la realidad es que se trata de simples actores.

¿Y tú buscarías esa tienda para empeñar objetos históricos?

Por: Jaime Eaerle Córdova

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: