Foto: Mujer adicta a las cirugías quedó desfigurada

Lauren Smalley intenta recuperarse tras adicción a cirugías.

Lauren Smalley reconoce que ha sido adicta a la cirugía estética desde muy pequeña. Sus preferidas son las inyecciones de 'relleno' de labios.

Ella comenzó a hacerse tratamientos apenas a los 12 años en Londres, y durante años gastó unos 500 dólares mensuales en inyecciones de Bio Alacamid (implantes faciales inyectables) en sus labios y rostro.

Así, su obsesión por verse mejor casi la lleva a la muerte, ya que comenzaron a aparecerle pequeños tumores en los labios, por lo que tuvo que someterse a nuevas operaciones para que los médicos los removieran.

Posteriormente, le hicieron otras cirugías para reconstruirle los labios. 'Hoy me siento desfigurada y deforme. Me gustaría decirle a todos los que estén considerando hacerse inyecciones y cirugías en el rostro que sean muy cautelosos, y vean lo que me ha pasado a mí', señaló Lauren a The Sun.

Fotos: The Sun
Por: VN / NetJoven 

Por: Víctor Núñez

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: