Poemas día del maestro: Versos para este 6 de julio [Fáciles de recitar]

Descubre estos poemas para el día del maestro

poemas para el dia del maestro

Imagen referencial día del maestro

Como ya sabes este 6 de julio se celebra el día del maestro y es por eso que nos hemos partido la cabeza buscando la mejor recopilación de poemas para el día del maestro o profesor o mentor o sensei, como quieras llamarlo. Así que sientante y respira porque te hicimos la tarea.

Entérate más del Día del Maestro AQUÍ

Además no puedes desaprovechar esta oportunidad que te da la vida de regresar con una pequeña demostración de cariño, solo un poco de lo que tus profesores te han dado. Un poema puede emocionar a tu maestro hasta las lágrimas, es tan bueno como recibir un regalo, aunque el regalito nunca estás de más.

Entérate más del Día del Maestro AQUÍ

Puedes imprimirlos y entregarlos como una notita o aprendertelos y recitarlos delante de todos tus compañeros. ¿Cómo celebran en tu cole, instituto o universidad el día del maestro?

LOS MEJORES MAESTROS

Los maestros te abren la mente,
enseñándote las maravillas del intelecto
así como el milagro
de pensar por uno mismo.

Un maestro ejercita
los músculos mentales de sus alumnos
estirándolos y fortaleciéndolos,
para que puedan tomar decisiones acertadas,
encontrar su lugar en el mundo
y ser independientes.

Los mejores maestros se preocupan
de que sus alumnos aprendan
para que den lo mejor de sí
y desarrollen todo su potencial.

QUERIDO MAESTRO

Querido maestro
sin ti yo sería menos
sería una luz, una nube, un coche, un cajón, una pelota
pero no sería azul, ni amargo, ni lavanda, rosas ni jazmín.
Sin ti yo sería menos
sería un clavo
pero no sería clavado
sin ti yo sería menos
sería un comerciante, un aventurero, un luchador o un ganadero
pero daría puntadas sin hilo.
Querido maestro
sin ti yo sería menos
un poste en la carretera

GRACIAS POR SIEMPRE

Vocación tempranera y siempre bien sentida,

esta de ser Maestro por amor entregado,

este ir alumbrando caminos por la vida,

ilusionadamente, de niños rodeado.

Poner alma de artista en la noble tarea,

con fuerza misionera y mano delicada;

saber irse quemando en aras de una idea,

saber seguir la estrella del bien entresoñada…

Sembrador sin pereza, poner en la besana

al par del rubio trigo semilla de amapolas;

estrenar alegría y fe cada mañana,

y en el trance difícil quedar con Dios a solas.

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 24-06-2019

Comentarios: