Semana Santa 2014: Oraciones que te acercarán más a Dios durante la Cuaresma

Toma en cuenta estas oraciones para acercarte más a Dios en esta cuaresma

12Foto: Referencial

La cuaresma es tiempo para reflexionar, convertirnos y descubrir el verdadero significado de la Semana Santa. A continuación, te presentamos las oraciones que debes rezar para vivir el tiempo de conversión en esta Cuaresma 2014.

- Oración de Cuaresma:
Padre nuestro que estás en el Cielo, durante esta época de arrepentimiento ten misericordia de nosotros. Con nuestra oración, nuestro ayuno y nuestras buenas obras,  transforma nuestro egoísmo en generosidad. Abre nuestros corazones a tu palabra, sana nuestras heridas del pecado, ayúdanos a hacer el bien en este mundo. Que transformemos la obscuridad y el dolor en vida y alegría. Concédenos estas cosas por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Oración de cuaresma, tiempo de conversión:
Sigue curvado sobre mí Señor, remodelándome, aunque yo me resista. Qué atrevido pensar que tengo yo mi llave, si no sé de mi mismo, si nadie, como tú puede decirme lo que llevo en mí dentro. Ni nadie hacer que vuelva de mis caminos que no son como los tuyos. Sigue curvando sobre mí, tallándome, aunque a veces de dolor te grite. Soy pura debilidad, tú bien lo sabes, tanta, que a ratos hasta me duelen tus caricias. Lábrame los ojos y las manos, la mente, la memoria y el corazón, que es mi sagrado, al que no te dejo entrar cuando me llamas. Entra, Señor, sin llamar, sin permiso. Tú tienes otra llave, además de la mía, que en mi día primero tú me diste y que empleo, pueril, para cerrarme. Que sienta sobre mí tu conversión y se encienda la mía del fuego de la tuya, que arde siempre, allá en mí adentro. Amén.

Indulgencias para los viernes de cuaresma:
Mírame, oh bueno y dulcísimo Jesús, en tu presencia me postro de rodillas y con el mayor fervor de mi alma te pido y suplico que imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad, verdadero dolor de mis pecados y propósito firmísimo de enmendarme, mientras con gran afecto y dolor considero y contemplo en mi alma tus cinco llagas, teniendo ante mis ojos aquello que ya el profeta David ponía en tus labios acerca de ti: 'Me taladran las manos y los pies, puedo contar todos mis huesos'.

- Encuentro:
Convierte mi mirada, Señor, para que sepa ver el amor escondido, para que descubra las heridas de quienes me rodean, y quiera curarlas,  para que vea más problemas reales y menos figurados; para que perciba las lágrimas ajenas. Transforma mi mirada, Señor, para que intuya las posibilidades de paz, de concordia, de justicia, de amor. Convierte mi mirada, Señor. Convertirse es comprometerse un poco más, un poco mejor. Hazme alguien comprometido con mi mundo, Señor. Ayúdame a luchar por mi familia. Dame coraje para perseverar cuando el camino se haga difícil. Dame paciencia para sobrellevar los obstáculos sin rendirme. Dame ilusión para seguir creyendo cuando me quede sin apoyos. Dame fuerza para complicarme en batallas buenas. Dame manos para acariciar, pies para caminar, palabra para cantar, siempre a favor de un mundo bueno. Hazme alguien comprometido con mi mundo, Señor. Jesús hoy nos dice que 'Convertirse es creer en mí, en ti, en las posibilidades', Amén. 

Los 40 días de Cuaresma son un tiempo necesario para reflexionar y arrepentirnos de nuestros pecados. Sólo así podremos vivir una verdadera Semana Santa y cumplir con el designio de Dios y enaltecerlo con estos cánticos sagrados.

Stephanie Alva / NetJoven 
  

Por: Stephanie Alva Quipuzco

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: