Alice in Chains en Lima: El concierto que tanto esperé se volvió realidad

El 2 de octubre Alice in Chains hizo vibrar Lima

aic

Con mis botines ‘guerreros’, mi camisa y mi chaqueta de cuero me dirigí al concierto de mi vida. Sí, Alice in Chains es mi banda favorita del grunge y, en mi opinión, ni Nirvana puede superarla.

Desde que escuché a Alice in Chains, mi mente se conectó con cada frase, con cada ritmo desde Facelift hasta su último disco The Devil Put Dinosaurs Here.

Mi emoción y nerviosismo dejaban en segundo plano el frío y el desorden ensordecedor del tráfico limeño.

Mientras el taxi se acercaba más y más al Parque de la Exposición, el concierto que tanto estaba esperando se materializó al ver en la puerta de entrada el nombre de esta banda de Seattle.

Luego del gran performance de Contracorriente, banda peruana telonera de Alice in Chains, solo pocos minutos me separaban de Duval, Cantrel, Kenny e Inez. De pronto todo se oscureció y 4 siluetas se subieron al escenario, las luces se encendieron y el grito furioso de William Duval introducía la primera canción que hizo mi corazón latir a mil por hora: ‘Them Bones’.

Corear a todo pulmón y hacer el respectivo ‘headbanging’ para que  inmediatamente después  el cuarteto siguiera con ‘Dam That River’, fue una explosión colectiva. Un mar de gente saltaba y gritaba al unísono.

El clímax ocurrió cuando tocaron ‘Man in the box’, canción clásica de Alice in Chains. Al escuchar los primeros versos: ‘I’m the man in the box, buried in my shit’, pensé que la voz me iba a traicionar debido a que no dejaba de gritar cada estrofa de esta increíble canción.

El toque emotivo que logró sacarme un par de tímidas lágrimas fue al escuchar Nutshell, tema que recuerdo en voz de Layne Staley, primer vocalista de la banda. Evocar el 'unplugged', show que fue uno de los más recordados del universo rockero, fue conmovedor.

Las voces perfectamente armónicas de Jerry y Duval junto al increíble toque de batería de Sean y el bajo rítmico de Mike, me envolvieron. Simplemente era la banda y yo.

Las canciones que no esperé escuchar fueron ‘No excuses’ y ‘Sludge Factory’, realmente me sorprendió poder experimentar esos dos temas en vivo. Lamentablemente, muchos me darán la razón, no tocaron ‘Love Hate love’.

A pesar haber sido un concierto de menos de dos horas, satisfizo mis expectativas. ‘Down in a Hole’, ‘Would’( me encanta la intro de bajo en esta canción) y que la banda culminara con ‘Rooster’ fue sublime.

‘Gracias Perú’, estas fueron las palabras en voz de Jerry Cantrell, que con chullo peruano en la cabeza se despidió de todos sus fans. Ojalá que regresen, todos nosotros los estaremos esperando. 

ML/Netjoven

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: