¿Sabes por qué besas?

El beso es un misterio, pero poco nos interesa

Besos


Nadie sabe a ciencia cierta cómo nace el beso, pero sigue siendo una pregunta que, con el paso del tiempo sigue trayendo diversas y nuevas interpretaciones acerca de su existencia.

Besar es algo tan normal que poco o nada nos interesa quién lo hizo por primera vez o gracias a qué se convirtió en parte de la vida, y del amor. El besar no es solo una muestra de cariño, sino también un efecto neurológico que no somos capaces de detectar.

Cuando uno besa, una serie de químicos se producen y aumenta el ritmo cardiaco y el flujo de sangre de los tejidos de los labios es iluminado por un rojo carmesí.

Una hipótesis muestra esta actividad en el ser humano como una práctica generalizada de pasar la comida de boca en boca. Esto sucede en diversas especies, tanto en chimpancés, como por supuesto los humanos.

Pero, ¿cómo llega el hombre a utilizar el beso como un alimento relacionado a lo sentimental?, según Sheril Kirshenbaum, que escribió The science of Kissing, la proximidad que involucra el beso permite reconocer el estatus genético de las personas. En otras teorías, el beso suele ser saludable y placentero, infaltable en una pareja.

Indudablemente, el beso seguirá siendo un misterio, pero definitivamente seguirá siendo el pasatiempo favorito de las personas.

Por: DO / NetJoven

Por: Lizeth Denisse Orellana Barrios

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-05-2019

Comentarios: