Señales invisibles que envía tu pareja cuando comienza a salir 'con otra'

Esto es lo que hace para no ser descubierto.

Los infieles no solo mienten, algunos son cobardes e inseguros, y cuando empiezan a salir con otra hacen hasta lo imposible por no ser descubiertos. Claro que hay otros a los que no les importa que los vean pero aún así no se atreven a hablar de frente con supareja sobre sus amoríos.

Estos son dos testimonios que cuentan cómo le han sido infiel a su pareja y qué hicieron para no ser descubiertos.

TESTIMONIO 1

"Mi matrimonio era un fracaso. Me casé demasiado joven. Mi esposo era un hombre controlador y sexualmente reprimido. No nos respetábamos”, escribió una usuaria que se sentía miserable, hasta que conoció a alguien en el trabajo.

"Comenzamos con conversaciones inofensivas, nos hicimos amigos, encontrábamos excusas para mandarnos mensajes fuera del trabajo, empezamos a comer juntos aquí y allá… primero en grupo y luego solo nosotros dos. Pensaba en él todo el tiempo", reveló.

Ella sabía que se estaba adentrando en terreno peligroso, pero decidió no detenerse: “Siempre tuvimos cuidado. No hubo contacto físico hasta que un día en su coche se inclinó para ayudarme con el cinturón de seguridad y me besó. Fue lo más increíble que había sentido en mi vida. Durante las próximas semanas cada cena se convertía en una excusa para hacer el amor. Me sentía tremendamente culpable, nunca pensé de mí misma como el tipo de persona que ponía los cuernos. Así que se lo conté a mi marido antes de que el asunto fuera a mayores”.

Como era de esperarse, el marido no reaccionó bien a esta situación, por lo que ella le pidió el divorcio, pero como él era un controlador, trató de que la despidieran de su trabajo y le contó a todos de la infidelidad y hasta lo publicó en redes sociales. Después del tormento que vivió, ella cuenta ahora ese amigo del trabajo es su esposo y llevan 10 años juntos.

TESTIMONIO 2

“No quiero creerlo, pero dicen que una vez que has puesto los cuernos no puedes parar, y yo ya he cometido infidelidades múltiples veces. Está mal, lo sé"

Según él, sus infidelidades tuvieron que ver con sus propios problemas: "Provino de mi inseguridad. No lo hace aceptable, pero es la realidad. Solo estoy siendo honesto”.

Tenía 18 años años y había estado con mi novia unos tres meses, y durante ese tiempo me acerqué mucho a una amiga suya. Pronto comencé a dejar de querer pasar tiempo con ella. La razón por la que le ponía los cuernos en lugar de romper con ella era porque no quería ser la razón por la que rompieran su amistad. En resumen, era una situación difícil para todos, éramos jóvenes y no sabíamos cómo afrontar la situación”, contó.

Por: Grecia Sotomayor Araujo

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: