¿Cómo lidiar con el agotamiento mental que se causa hoy en día?

5 consejos que te aliviarán.

Cuando hablamos de estrés, podemos llevarlo a muchas facetas de la vida, no sólo por el trabajo o el estudio… eso está más que claro, ¿cierto? Cuando el estrés es mucho, éste se desata en el cerebro y en el cuerpo entero.

¿Has oído hablar del Síndrome de Burnout? Este se refiere al estrés laboral que se ha causado, un estado de agotamiento físico, emocional y mental que tiene grandes consecuencias en la autoestima y en la energía vital. Se va caracterizando porque es un proceso paulatino, en el cual las personas pierden interés en sus tareas, el sentido de responsabilidad y pueden hasta llegar a profundas depresiones. Hubo un tiempo en que estuve estancada mucho tiempo en trabajos que ya no me satisfacían y tampoco me causaba gracia levantarme para trabajar. Estaba pasando por muchas emociones que desbordaban, incluso hasta el duelo del fallecimiento de alguien importante en mi vida. Cuando realmente me di cuenta de mis necesidades, recién me percaté de cuáles eran las soluciones para este mal que me aquejaba. No soportaba ver mi cuerpo envejecer (a mis 26 años) y ni siquiera mi mente y alma. ¿No es triste?

Hoy en esta nota quiero dejar algunos consejos que de verdad hay que tener en cuenta (peor es nada).

1. Tener un trabajo acorde a tus necesidades: sin duda lo primero que debes hacer es buscar un trabajo que sea conforme a tus conocimientos y a tu perfil profesional. En muchos casos, si encuentras un empleo en donde no seas tan exigid@, puede que no te sientas cómod@ por sentirte desaprovechad@ de alguna manera, o bien, si la exigencia es muy elevada, te sentirás superad@ y eso tampoco llenará tus expectativas. Por eso, date un tiempo para analizar qué es lo que en verdad te llena, trata de descubrir primeramente cuáles son tus capacidades y a partir de ahí trata de buscar un empleo en el que te sientas cómodo.

2. El estilo de vida que te ofrece: Otro factor sumamente importante a llevar en cuenta es si tu trabajo te ofrece un estilo de vida que te favorezca y si es lo que en verdad deseas. Para eso, debes ponerte a evaluar primeramente factores como: horarios, beneficios y lo más importante, el salario. Si es un empleo que te consume demasiado tiempo o el horario que te toca no te permite disfrutar a plenitud con tu familia, pues es momento de empezar a replantearse esa situación, analizar los pro y los contra, y en base a eso tomar una decisión.

3. Amistades dentro y fuera del trabajo: Sin duda es bueno y saludable para cada persona tener en su entorno a grupo de amig@s diferentes, es decir, personas con quienes te relaciones bien, tanto dentro del trabajo como fuera de el. Es importante tener en cuenta esto, ya que para que una persona rinda al 100%, debe estar en un ambiente adecuado, principalmente tratándose del grupo humano. En el ambiente o en el empleo que te toque estar, debe haber unión, apoyo mutuo, alegría, compañerismo y mucho optimismo.

4. Posibilidad de poder descansar: Dos consejos para poder rendir de manera óptima en el trabajo son: comer bien y dormir bien. Si estas dos cosas no se cumplen a cabalidad, es probable de que rápidamente caigas víctima del estrés. Ten en cuenta tus horarios de sueño y si por abc motivos no pudiste dormir lo suficiente, haz que el día siguiente ¡sí lo puedas hacer! No te descuides.

5. Deja las excusas de lado: A veces caemos en el error de decir que algún día dejaremos ese trabajo o que sencillamente estamos en una situación cómoda y no es necesario salir de ahí (mentira). Adivina qué: son simples excusas que inmediatamente debes ir eliminando de tu mente. Arriésgate, también debes disciplinarte y ponerte metas para alcanzar tus sueños. Sencillamente si no luchas, difícilmente lo consigas.

El trabajo no se siempre debe tratarse de estrés, de esfuerzo físico o de esfuerzo mental, ese tipo de cosas a la larga pierden sentido y pierde el sentido para nosotr@s también. Pero lo que si es que se manifiesta principalmente en la salud. Por eso, trata de estar en un ambiente donde te sientas bien, donde puedas hacer lo que a ti te gusta y donde haya un ambiente indicado para trabajar, sólo así podrás combatir el agotamiento emocional que viene acompañado de un mal trabajo.

Y tú, ¿serás valiente para buscar otro trabajo y otra vida para ti? ¡Detén ese estrés mental que no te deja ver la luz!

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: