Un amor sin fecha de término, ¿se puede encontrar?

Se puede lograr, todo depende de la relación que lleves.

En esta nota es ideal saber qué tan importante es aprender a amar a la pareja y cada día se debe aprender de esta acción. Recuerda que amar y enamorarse con cosas completamente distintas, y de hecho diría que muy distintas. Sin ánimo de ser fatalista les cuento que el enamoramiento es un proceso químico de locura que normalmente termina en promedio de unos tres años.

Comienza con pasión y un gran deseo de que esa persona de quien me enamoré sea todo para mí, pero un día se termina porque nadie puede vivir toda la vida con las emociones tan “alborotadas”. Después viene la calma, la necesidad de conocerse (más aún) y estar junt@s. Allí es donde aparece el amor, y me refiero al amor por decisión como una materia que todos podemos aprender. Culpar al otro de no saber amar es realmente cruel e innecesario porque es profundizar las diferencias, ya que la verdad es que la gran mayoría no se da cuenta de que los dos en una relación de pareja no saben amar (cuando se culpa al otro muchas veces en vez de verse a un@ mism@ también). Además es importante mencionar que tampoco nos enseñan a amar desde pequeñ@s, y esto luego se ve reflejado en las relaciones de pareja. Lo que sí se podría hacer es que amb@s aprendan a amar junt@s; ser amig@s, compinches y cómplices.


Amar se vuelve un ejercicio diario que no es complicado de aprender; pero, básicamente cada uno de nosotr@s, debe comenzar a desarrollar su habilidad de amar y sus ganas por supuesto. Es decir, sin exigir que te amen sino comenzar a demostrar cómo es el amor. Poco a poco uno desarrolla esa habilidad cuando ama de verdad. Hay pocos ejemplos a seguir; pero, en el camino se va aprendiendo para no terminar en una relación aburrida en la que no exista otro remedio más que la separación o una vida de monotonía. Fome, ¿cierto? Y tampoco sería sano ni vida seguir con alguien sólo porque la costumbre los une, el que dirán, los hij@s…, las deudas, dormir junt@s ¡aunque no haya amor! Ilógico, ¿no?

Amar cada día es una decisión de voluntad donde no hay sacrificio irracional. Sé lo que a mi pareja le gusta, qué quiere, qué le molesta. Desde el amor uno se da cuenta de cómo darlo y cómo cumplir, con el otro y con un@ mism@. O sea que la persona que ama está disponible para dar y saber que será recíproco. No nos quedemos con lo que enseña solamente la sociedad, el individualismo y desmerecer lo otro que existe también. Y si te percatas, el amor no puede tener fecha de vencimiento. Cultivalo siempre.

Por: Redactor Netjoven

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 10-02-2021

Comentarios: