¿Son tan perfectas como dicen las parejas de las redes sociales?

¡No creas todo lo que veas!

Las redes sociales están llenas de vidas maravillosas y parejas perfectas, o eso al menos demuestra la gente. Al parecer el amor eterno parece estar en todos lados. Pero lamentablemente, la verdad es bastante diferente y se puede afirmar que las parejas felices no lo son tanto como lo anuncian en Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat u otras redes.

Habrás visto muchas veces las publicaciones de las “parejas perfectas” que aparecen en internet, repletas de imágenes románticas y de encendidas declaraciones de amor eterno. Al poco tiempo, esas mismas personas realizan manifestaciones similares a la primera, pero con otra persona, reiniciando el ciclo, una y otra vez.


Investigaciones de las Universidades de Norhwester, Winsconsin, Harverford y Toronto coinciden en que las personas que están inseguras sobre sus relaciones, son las que más publican imágenes y textos sobre su amor “perfecto”. A más publicaciones y más adjetivos románticos, mayor inseguridad parece ser la ecuación.

El internet y más precisamente las redes sociales, han cambiado nuestra manera de informarnos, divertirnos y relacionarnos con los demás, ¿no es cierto? Los cambios son especialmente visibles en lo aludido a la pareja, ya que la expresión del afecto ahora es algo de influencia pública en pocos clics.

Así como las redes nos da la oportunidad de comenzar una relación y mantenerla, también es cierto que puede ocasionar justamente lo contrario a eso, o sea llevar a una gran confrontación o a la misma ruptura. Por ejemplo, según un estudio realizado en la Universidad de Guelph en Canadá, las redes sociales pueden generar dependencia y simultáneamente las personas se sientes más libres de expresar sus emociones y lo hacen sin ningún tipo de filtro.



Aquí lo más lógico e inteligente es preguntarse ¿qué hacer? La respuesta sería en encontrar un equilibrio entre el tiempo dedicado al internet y el tiempo dedicado a la “vida real” de familia o de pareja. Si esto no ocurre, las relaciones pueden desmoronarse rápidamente y terminar en una ruptura o en un deterioro irreparable de la relación. Una buena opción, y la cual resulta muy positiva es llegar a un acuerdo entre ambos miembros de la pareja, para saber qué molesta a uno y otro en cuanto a lo que se muestra en internet. En todos los casos, se debe evitar utilizar las redes sociales como una “terapia” o como un lugar para pedir ayuda en temas muy personales. Piensa muy bien antes de hacer una publicación: ¿dirías algo así en persona? ¿Pondrías una foto similar en la muralla de tu casa?



 

Utiliza de manera positiva las redes sociales. No perjudiques tus relaciones con el otro o con tu pareja por algo que no es parte de tu diario vivir... Recuerda que Internet es Internet y tu vida es tu vida... ¿Se nota la diferencia?

Las parejas que eligen mostrarse demasiado en las redes sociales, suelen experimentar un “efecto secundario”: privilegian comunicarse en forma preferente por este medio y dejan de lado el “cara a cara”. Por ello, abundan los mensajes entre ellos y muestran todo en las redes sociales, incluso las cosas que evidentemente deberían ser privadas.


Y tú ¿qué opinas al respecto? ¿Cómo ocupas tus redes sociales si estás en pareja?

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: