¿Fuiste infiel? Esto debes saber.

No es un juego, no es algo que no importe, ¿no crees?

Si has tomado la decisión de tener una relación paralelamente a la que ya tienes debes de tener en cuenta varias cosas… Para qué andamos con cosas, la infidelidad es uno de los peores males que están acechando a las relaciones de pareja, y aunque anteriormente se creía que era "actividad exclusiva" del género masculino, algunos estudios recientes afirmaron que el 20% de los hombres y el 13% de las mujeres han consumado relaciones íntimas con otra persona fuera de lo que es su relación de pareja. Y a pesar de que no hay justificación válida para una deslealtad en el sentimiento y relación, tanto los hombres como las mujeres tienden a engañar por diferentes motivos.


Según los resultados de algunos estudios científicos, afirman los hombres suelen engañar a su pareja porque sienten que está siendo amenazada su masculinidad. En cambio, las mujeres son más propensas a caer en la infidelidad cuando se sienten descuidadas o ignoradas por su pareja. Sin embargo, los efectos que causan en ambos suelen ser similares. 

A continuación en esta nota hablaremos de algunos puntos que sería bueno tener en cuenta antes de ser infiel.


-NO SIGAS CON TU PAREJA POR INERCIA.
 

Imagínate, tener una relación saludable y exitosa con la persona a quien amamos requiere de bastante trabajo para mantener el equilibrio, la comunicación y la paz en algunas ocasiones. Ahora imagínate estar con alguien a quien no quieres lo suficiente, ¿te imaginas el resultado? Entonces si sientes que el cariño entre tu pareja y tú se está acabando o bien ya no existe, lo mejor para ambos es abandonar la relación (hablarla por supuesto y no mandarse a cambiar sin dar explicaciones a cambio), que cada uno tome su camino y en paz. Porque continuar con la relación hará que continúes buscando el amor en alguien más, lo que representa que sigas engañando a tu pareja una y otra vez. Siempre andarás en busca de un escape y cualquier situación será propicia para dar pie a una infidelidad, sobre todo si ya no sientes que tu relación de pareja te cause esa alegría y esas ganas de seguir. Actúa rápido, sin miedo y sigue tu vida.

-QUEDARTE POR LOS HIJOS NO BENEFICIARÁ A NADIE.

 

El pretexto más común y que veces creemos que es el más conveniente es el de continuar al lado de alguien a pesar de no quererlo o de soportar una relación tóxica sólo para no dañar a los hijos. Crèeme, esta no es una elecciòn correcta. Recuerda que, si tú no estás bien y tu salud mental tampoco, menos podrás estarlo para esas personas que dependen cien por ciento de ti. Analiza por un momento y date cuenta que es mejor que crezcan en un ambiente de honestidad a que lo hagan en uno donde las mentiras, rencores, discusiones sean el pan de cada día. Que tus hijxs no sean tu pretexto.

-DEBES HABLAR CUANTO ANTES.
 

Lo ideal sería no llegar al punto de cometer infidelidad, pero si las cosas se desordenaron y ya han llegado a ese punto, ármate de valor y habla de ello lo antes posible. Ocultar las cosas y guardar silencio no aportará nada positivo a la situación sino todo lo contrario, aumentará los problemas por lo tanto trata de habla de manera honesta y sbre todo respetuosa, no juzgues a nadie por la decisión que tomaste. Recuerda que el/la únicx responsable de tus actos eres tú, aparte sería una actitud demasiado egoísta y cobarde decir que ella/él tuvo la culpa cuando bien podrías tomar la decisión de terminar la relación en vez de traicionar la deslealtad en tu relación.

-NO ALARGUES LO INEVITABLE.
 

Puedes engañar a todxs, menos a ti misma. No des tanta vuelta al asunto, si fuiste infiel hay una probabilidad muy alta de que ya no desees estar al lado de tu actual pareja, en ese caso ya no tiene sentido que sigas prolongando la convivencia, pues más bien se vuelve en una agonía. Es mejor que digas adiós y te alejes por el bien de ambos. Hay ocasiones en que la infidelidad se convierte en un mal hábito. Analiza muy bien las cosas, no solamente en tu bienestar sino en el de esa persona que te ama y está entregando todo de corazón.


Ten siempre presente que cuando la confianza se pierde muy difícilmente se recupera, por eso piensa en todas las terribles consecuencias que una traición a la deslealtad acarreará a la relación.



Si has llegado al punto donde fuiste infiel, siempre, pero siempre hay otras opciones para cortar todo de raíz y a la vez, tomar decisiones claras y maduras. Si ya lo hiciste, el arrepentimiento no es la primera opción, sino la sinceridad como paso siguiente. ¡Ánimo!

Por: Nathalia Ortiz

Compartir en Facebook
Compartir en Linkedin
Compartir en Twitter
Publicado: 29-04-2019

Comentarios: